Blogia
theriver.com.es

Bruce Springsteen

Esperemos que sea cierto

A falta de una entrada elaborada, copio y pego de point blank lo que podría ser la noticia!!!

26 Julio - Bilbao
28 Julio - Santiago de Compostela
29 julio - Valladolid
31 julio - Benidorm
2 agosto - Málaga

Esperemos que se cumpla... y que pueda estar toda la noche en la cola esperando!!!!

Tampoco descartamos acompañarlo en la gira española (me plantearía la gira europea pero no tengo fechas por culpa de la maldita oposición)

Y nada más, que dejo un vídeo del primer concierto de Barcelona en el Camp Nou, tomado del youtube de mi amigo DarKneesDres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Destino Springsteen. Capítulo 4 y final

Por fin llegó la hora y pudimos escuchar los primeros sonidos a través de la batería de Max.

El concierto había empezado.

No es fácil explicar lo que sentí en el concierto, aunque los que me conocen pueden hacerse una idea. En todo momento, debo decir, que me sentí cautivado por la energía de Bruce y el despliegue de rock que puso en escena.

No quisiera olvidar tampoco de mencionar los manguerazos y vasos de agua que pasaban y que hacían posible seguir vivo en ese infierno de calor que era el concierto. Todo sudor, sudor y sudor... poco importaba.

Resumiendo, una situación increíble, tanto que estuve a dos dedos de tocarle, aunque realmente no fuera este mi objetivo. Un repertorio muy bueno. Un público increíble. Un escenario, el Camp Nou, impresionante, y aunque no estoy a favor de los estadios para los conciertos, resulta curioso ver que alguien lo ha llenado dos días seguidos. Y por último, la mejor banda de rock de todos los tiempos.

Evidentemente el concierto no fue perfecto, y aunque mi entusiasmo puede hacer que así parezca, hubo fallos. La organización,no ha sido la mejor, desde luego. El repertorio, aunque muy movido y mucho mejor que el de Madrid del Palacio de los deportes, podría ser mejorable. Y el sonido pésimo.

En lo primero no me voy a detener. Tampoco en lo referido al sonido, que resulta inexplicable que, según se comenta, no haya sido decente en ninguno de los dos conciertos. No entiendo la existencia pues de ingenieros de sonidos, se supone que les pagan para algo, y tuvieron tiempo a lo largo de la estancia de Bruce en España para hacer lo posible por mejorarlo.

Bueno, y el repertorio. Vamos a ver, es cierto que no ha sido el mejor repertorio del mundo. Sin embargo, no puedo dejar de pensar en todos y cada uno de los temas que tocó y el modo en que los llevó a cabo. En el tema del repertorio he oído comentarios sobre lo que se esperaba de este concierto. Creo, sinceramente, que es un error por la gente idealizar su concierto. Evidentemente, todos tenemos la esperanza de que toque nuestros temas favoritos. Pero no debemos confundirnos, somos muchos, demasiados para tocarlos todos. Y no se puede hacer un concierto, y creo que Bruce siempre ha sido coherente en eso, pensando en tocar unos temas para quedar mejor o peor. Sinceramente, creo que toca lo que le apetece, con la licencia de aceptar en esta gira las sugerencias del público a través de los cartones.

Precisamente siguiendo esta idea debo criticar un artículo leído en point blank, donde las críticas fundamentales versaban sobre el repertorio y la diferenciación de "clases" entre los fans. En lo relativo al repertorio, el autor parece ser un niño mimado al que no le han dado el caramelo y por lo tanto arremete contra Bruce. Y a través de esto llega a la diferenciación de clases. Los fans antiguos, guachis, y los nuevos que prefieren los temas más comerciales de Bruce, esos que no hacen llorar de emoción. Y lo peor, creo yo, es estar seguro de encontrarse en un grupo. Creo que se ha creado un misticismo sobre algunos temas de Bruce, que antes no eran míticos de ninguna manera, y que se volvieron indispensables con el tiempo, gracias en gran parte a los nuevos fans. Por lo tanto, esa diferenciación se cae. Lo único que la sostiene es la edad. Pero el otro argumento no vale, y precisamente las pancartas me dan la razón, quizás el autor no se ha detenido a mirar quien las sostenía. En todo caso, yo estallaría de emoción ante cualquier canción que hubiese tocado Bruce, por lo que no se puede justificar, por celebrar que se toque una canción, (que por cierto no es precisamente la que ha dado los ceros en la cuenta, pero bueno, hablar es gratis, y por eso hablo yo también) el que la gente no tiene ni idea o que es de un tipo o de otro. Por lo menos yo, allí, en las primeras filas, las celebraba todas.

Pero paro que uno empieza y no acaba. Ante todo, y aunque en algunas cosas al autor del artículo dice algunas cosas que comparto, todos esperamos ciertas canciones en un concierto que se consideraba especial, debo decir que se equivoca gravemente en lo demás, y por muy bien que ejecute la crítica, literariamente hablando.

Pues eso, después del concierto, compramos tres camisetas por el precio de dos y nos fuimos al hotel, para descansar después de todo un día de ejercicio.

Concluyo así el especial del concierto. Aquí es cierto que dejo un poco apartada mi visión del concierto para hablar sobre el comentario mencionado, pero no tenía otra opción. De todas forma, estoy seguro, de que todas las críticas negativas, están elaboradas escondiendo en realidad una admiración tremenda por todo lo que Bruce ha ofrecido en Barcelona. Desde luego, las peores críticas del concierto, son desde el entorno fanático de Bruce.

Ahora toca esperar. Pero estoy seguro de que Bruce tiene más sorpresas.

 

Destino Springsteen. Capítulo 3

Llegó el día del concierto. Un día muy esperado por ambos, un día que parecía no llegar nunca. Pero llegó.

La jugada que teníamos estudiada era ir sobre las 7 o 7.30, pero creo que no llegamos hasta las 8 o quizás más, ha pasado ya bastante tiempo y no recuerdo bien. Lo importante es que nos brindó los números 416 y 417. Teniendo en cuenta que el concierto era en un estadio grande, no era del todo malo. Lo bueno del número es que te piras y vuelvas para pasar lista, y te vuelves a ir y te vuelves a pirar para pasar lista y así sucesivamente...

Pero nunca se pasó lista. Tampoco había problema porque lo más que nos alejamos del estadio fue a una pendiente con césped que nos brindó algo de descanso. Llegado el momento, la gente algo mosqueada ante que no se pasara lista, y por supuesto, ante que nos empezáramos a juntar sin motivo aparente, decidió seguir agrupándose impidiendo el paso del tráfico. El encargado (supongo yo) fue un listo y nos metió a todos junto a la pared para dejar pasar los coches. Lo malo de esta acción, honrada en un principio, es que provocó que la cola se formase totalmente deformada y desde luego no por el número asignado. Para colocarnos calculo que tardamos sobre dos horas. Al final lo conseguimos, que es lo importante. Repartieron las pulseras y bingo! ya teníamos el primer paso, colocarnos en la zona del escenario.

No tardamos en irnos a comer. Sabíamos que aunque íbamos a ser timados no quedaba otra, no había ningún garito cerca. Así que fuimos al Pans & Company. Comimos, utilizamos los servicios del local y volvimos a la cola, que tan gratamente vigilaban los catalanes de delante. Sin embargo, casi se monta un cristo porque los que había detrás nuestra se habían colado. El mosqueo duró bastante al personal y algunos aceptaron el irse. Dos no marcharon, eso sí, los que deberían estar a continuación nuestra ocuparon su lugar.

Creo que la cola sólo tuvo dos momentos más antes de la entrada. El primero el ver a un tipo de la cola cantando she’s the one con su guitarra. El otro, momentos antes de entrar, al utilizar (no quedaba otra) uno de los baños portatiles que ponen en estos eventos.

La gente ya estaba preparada para entrar, se apretaba, y nosotros también claro. En el primer tramo de control se creo un mogollón para dar la entrada. Había seguratas mirando bolsos, pero Antía se libró con agilidad mental de los mismos. Y empezó la carrerá. Primero hasta la entrada al estadio. Luego bajando unas escaleras empinadas que no llevaban al infierno, llevaban al césped del estadio. Luego corrimos por el campo, llegamos a la zona privilegiada, enseñamos la pulsera, y por último el sprint final que nos colocó más o menos en cuarta fila, muy muy cerca. Había montones de tipos de la organización mandando frenar la velocidad (pensé muchas veces, que frene tu madre capullo y déjame seguir mi camino). Pero tras parar un breve segundo y pasar a los mismos otra vez a sprintar.

Nos sentamos, sólo quedaban horas de espera que se hicieron interminables, más que nada porque teníamos unos pesados detrás, un niño llorón y una mosca cojonera. Quedamos alucinados al ver a un tipa que calculamos de 60 años mínimo, y siendo generosos, que estaba detras nuestra justo. Esa mujer a su edad, se podía haber dejado la vida debido al golpeteo de la multitud, a las empinadas escaleras, o quizás ante un ataque al corazón por la carrera. A sus pies, señora, ojalá lleguemos a su edad así.

No nos movimos del sitio, aunque pudimos saber por lo italianos que teníamos delante que las cañas eran de 7 euros cada una. También disfrutamos con los dos alemanes de delante, graciosos ellos, no paraban de reír. Nunca sabré que decían, pero eran muy divertidos.

El calor crecía por momento y había que empezar a luchar con los empujones. Y el tiempo no pasaba.

Llegó la hora, pero como en Madrid Bruce, el muy cabrón, decidió que no era el momento y se retrasó.

Pero sí, por fin llegó la hora, y entonces pudimos escuchar los primeros sonidos a través de la batería de Max.

El concierto había empezado.

Destino Springsteen. Capítulo 2

Ya pasó mucho tiempo desde que escribí el primer capítulo. Ahora mis recuerdos están borrosos. Tengo que aclarar que no ha sido vagancia lo que me ha impedido escribir. La causa ha sido ese periodo vacacional disfrutada por tierras italianas, y que tendrán aquí lugar próximamente, por lo que no me voy a enrollar mucho más con estos artículos.

Así pues, día 2.

No teníamos el desayuno en el hotel de Tudela, pero en la cafetería nos tomamos un cola cao y algo de bollería que nos sentó de maravilla.

Emprendimos la marcha para llegar pronto a Barcelona. El paisaje que pudimos ver en el camino no recordaba, con excepciones, a nuestra tierriña. Por encima de todo parecía que nos encontrábamos en el desierto.

Por fin llegamos a Barcelona, donde Manola nos llevó perfectamente al hotel. Una vez que entramos en la habitación pudimos confirmar que se trataba de un muy buen hotel y por cierto, con una cama gigantesca donde no importaba la orientación a la hora de dormir.

Pero estábamos hambrientos así que fuimos a coger, después de informarnos como es debido, el tranvía que nos llevara al Camp Nou, ya que también el Sábado había concierto y queríamos ver el ambiente y manejar las jugadas del día siguiente. No sin dificultad, subimos al tranvía. Me gustaría y creo comprender el encanto de tal medio de transporte, pero desde un punto de vista de práctico, el metro está muy por encima.

Bueno, había cola ya para entrar en el concierto, la gente numerada.. bien bien, pensamos. Mañana tocará venir pronto. Mucha gente también acudía a ver las instalaciones del barça y todo esa historia, que bueno, no nos interesaba.

Como era ya muy tarde, creo recordar que pasaban de las cuatro, decidimos comer en las instalaciones del estadio en el único sitio disponible, en pans & company. Nunca más volveremos, probablemente, por dos bocadillos discretos, un agua y patatas, pues eso, casi 20 euros.

Decidimos aprovechar lo que quedaba de tarde para ir a visitar la ciudad. Después de cruzarnos con Andresito, esta vez sí, cogimos el metro para ir al centro.

No puedo decir mucho de Barcelona, sólo visitamos las ramblas y parte de la zona que rodea la catedral. Las ramblas son una bonita zona. Hay ambiente diverso y además el mercado de la boquería tiene su aquel con tanta fruta y color. Hacía mucho calor para recorrer la calle entera así que nos movimos un poco por las calles cercanas, llegando a la catedral, muy bonita por cierto. También es interesante lo integrada que está la bicicleta en la ciudad.

El agotamiento era tal que tuvimos que hacer un descanso en uno de los bares que había. Después decidimos volver al estadio y transbordo en tranvía para el hotel. Eso sí, después de cenar como es debido en el burguer king, a lo cutre. (Antía no paraba de comer el pollo que se crrre una patata.

Y por lo menos, teníamos una cama gigante esperando para descansr.

 

Destino Springsteen. Capítulo 1

 

Antes de inciar una serie de capítulos dedicados al fin de semana en el que asistí a ver a Bruce, tengo que pedir disculpas ya que fallos ajenos a muá me han impedido escribir las crónicas cada día, que era lo que yo deseaba y que comenté en el anterior artículo. Así que ahora intentaré explicar los aconteciminetos que le acontecieron a dos ilustres caballeros andantes como somos Antía y Alfonso.

Así que ahora sí, empiezo.

Era la una o quizás algo antes cuando recibí la llamada perdida de Antía, esa llamada que indicaba que era la hora de emprender el camino a Barcelona, donde el domingo asistiríamos al concierto de Bruce. Así que me despedí de mis compañeros de trabajo y fuimos a hasta casa, ya que no llevé mis maletas al curro, más que nada , por comodidad.

Recordaré que el primer día no teníamos intención de llegar a Barcelona, ya que al trabajar de mañana, sería muy duro hacer todo el trayecto de una tirada. Así que fuimos hasta Tudela, en Navarra. Me gustaría contar alguna cosa sobre Tudela, alguna anécdota sobre el pueblo o ciudad. La verdad, es que con el cansancio acumulado no teníamos ganas de irnos por ahí. Así que nos quedamos en el hotel...

El viaje fue bastante bien. Antía llevaba buen ritmo de conducción. Sin embargo, ocurrió el primer incidente antes de salir de Galicia. Seguíamos dirección A Coruña para coger la autovía dirección Madrid. Sin embargo, por algún motivo, llegamos al peaje por Cambre (creo) y nos dimos cuenta de que nos habíamos pasado el desvío para Madrid sin darnos cuenta... bueno, en fin... al parecer, y como confesó más tarde la rapaza, Antía sí recordaba ver un cartel que ponía Madrid, pero pasó de todo. Así que tuvimos que dar vuelta.

Ese sitio en el que nos encontramos de repente era un poco lioso y sin indicaciones aparentes, y tardamos un cacho en dar la vuelta para volver a coger la autopista en sentido contrario.  En uno de esos intentos, llegamos a una pista sin salida, en el quie pudimos apreciar la velocidad que puede alcanzar un pollo. Esos movimientos nos hicieron reír y superamos el primer incidente quizás motivados por la cadencia de paso del pollo en cuestión.

Una vez volvimos a la autopista ya no tuvimos problemas. Cogimos el desvío a Madrid y todo transcurrió normal.

No paramos a comer hasta que salimos de Galicia. Comimos los bocatas que trajo Antía, dos de tortilla y dos de lomo, todos buenísimos. No paramos en un área de descanso, comimos en el parking de Vega de Valcarce (ctreo que era algo así no?) y despué sentramos a tomar una consumición y utilizar sus servicios para evacuar. Después otra vez a la carretera.

Hasta entonces tuvimos que soportar el calor agobiante, ya que el aire acondicionado no entraba bien. Curiosamente, después de esa parada, empezó a ir mejor por suerte para nosotros.

No creo que tengamos más novedades. Quizás alguna en cuanto a las chilindradas que llevábamos. Por ejemplo, los filipinos derretidos, y despues duros como piedras una vez que se enfriaron.

Bueno, sí. Lo cierto es que llevé el coche de Antía un rato. Algo me gruñó en alguna ocasión, pero esos gruños forman parte de nuestra relación, ella me riñe, yo me pongo borde, y después todo vuelve a la normalidad. buen coche para conducir, había que ir frenando, para no pisarle demasiado.

Pasamos por varias comunidades que no habíamos pisado: País Vasco, Logroño y Navarra. Debo decir, que me quedo con el paisaje de la tierriña galega.

Llegamos a tudela y a nuestro hotel  fácilmente, gracias a las buenas señalizaciones y la ayuda del GPS y la amiga Manola (la que nos habla en el GPS). Como no podíamos parar en la calle en la que nos encontrábamos y en la del hotel era dirección prohibida dimos la vuelta a la manzana, o eso pensamos. La vuelta parace que había sido algo más grande pues fuimos a la quinta leche, y sin saberlo aparcamos el coche en la quinta leche para desembarcar con todo el equipaje.

La habitación estaba bastante bien, aunque la tele algo cutre. De todas formas nos brindó descanso, todo hay que decirlo. Al final metimos el coche en el parking y ya no salimos. Cenamos los dos bocatas que nos quedaban y listo. Ese día intenté escribir toda la crónica, pero no me cargaba la página.

Así concluye este capítulo. En sucesivos días más.

 

Operación Springsteen 2

Este fin de semana será clave en mi vida pues me enfrento a otro concierto de Bruce, nunca se sabe que puede pasar. Tengo la intención de relatar diariamente (Viernes, Sábado y Domingo) mis experiencias de viaje a Barcelona, y todas las curiosidades que me puedan pasar, y seguro que pasarán.

Decidimos salir el Viernes, aunque el concierto es el Domingo. La idea es hacer noche lo más cerca de Barcelona posible, y Tudela parece una buena opción. Así el Sábado nos queda un viaje cómodo y podremos visitar algo de la Ciudad Condal.

De momento, y como ya escribí hoy un comentario no voy a liarme mucho, pongo un resumen a continuación:

Viernes

Ir a trabajar a eso de las 9.00 hasta la 13.00. Antía tiene la parte b2 de la oposición, pero es la primera de la lista así que estará pronto fuera. A la 13.00 me viene a buscar, me subo al coche con ella y comienza el viaje.

Santiago de Compostela > Tudela

Hacemos noche en Tudela. Tenemos pensado comer un bocadillo en el viaje, parando probablemente en una de las áreas de servicio tan agradables que se encuentran en la autopista.

Sábado

Tudela > Barcelona

Toca ir a Barcelona, nos levantaremos pronto para llegar cuanto antes. En el camino sólo cabe mencionar que tenemos pensado al llegar a Lleida no coger la autopista, pues es cara (casi 20 euros), y la alternativa sólo es en principio 15 minutos más lenta.

Después tenemos pensado estar todo el día en Barcelona, visitando lugares, comiendo y cenando en la ciudad, y organizando un poco el día después, el transporte público, la cola del concierto, esas cosas.

Domingo

Este día vamos a estar en la cola todo el tiempo, espero que por lo menos desde la 8 de la mañana. Si todo va bien entraremos en la zona de delante, eso espero. Comeremos algún bocata y listo. No hay excursión ninguna, sólo cola. Y después a disfrutar del concierto.

Lunes

El Lunes intentaremos salir muy pronto para hacer el viaje sin prisas. Estaremos cansados, así que el tiempo nos hará falta. Precaución amigo conductor.

 

Todo sería más fácil si el avión no fuese tan caro.

Un saludo y a Brucear (bonito juego de palabras).

Hasta siempre, Danny

Hasta siempre, Danny!

Es duro pensar y escribir cuando se muere un amigo. No, no estoy loco, Danny era amigo mío. Es cierto también que no lo conocí nunca, que ni siquiera lo pude ver en directo, pero más cierto es que Danny ha muerto y sin embargo sigue vivo. Y dudo que no pueda pensar más en él cada vez que escuche música.

Puede ser que este sea un mensaje melancólico fruto de un situación actual. Entiendo que se pueda pensar en eso. Pero no es así. Nunca más podré ver a la E Street Band.

Como bien sabéis, vi a la E Street Band y a Bruce por primera vez en mi vida el año pasado. Cuando supe que no podría ver a Danny por su problema de salud, me entristecí un poco. De todas formas, podría contemplar al resto de la banda en estado puro. Yo por entonces, y aún hasta hace poco tenía la esperanza de poder verlo en Barcelona en Junio. Cuando en point blank leí que ya no había palabras de esperemos que Danny se recupere pronto, cambiándose por las de recemos por Danny, todo aficionado sabía que algo podría ocurrir.

Su último concierto, si no me equivoco, fue éste.

Hoy leí en la misma página la noticia de su muerte, y es duro oírlo, pero no pasa nada, porque aunque Danny ha muerto, siempre estará vivo.

 

 

 

Aquí dejo la noticia de El País. La noticia en The Stone Pony Fan Club.

Springsteen Corner, foro.

En la Wikipedia ya actualizada.

Backstreets

Web oficial

 

Danny, el primero por la derecha

Badlands

No es por ser pesado, pero parece ser que sobre el minuto 1:05 y 1:15 aparezco yo por ahí, y claro, tenía que ponerlo no?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Se pueden olvidar ciertas cosas?

La vida es compleja, pero no es éste un espacio filosófico donde dar respuesta a sus preguntas. Hay cosas que nunca se olvidan. Yo hay muchas que no olvido, y cada vez que oigo el disco en el coche con Antía, sigo recordando, lo sigo viviendo, y necesito revivirlo. No puedo olvidarlo, y más que nada porque hay cosas que merecen ser recordadas para siempre, para que la vida de uno mismo sea mejor. Francamente debo decir que el concierto de bruce mejoro mi vida en mucho. La vida fue espera, esperar por una oportunidad de verlo, esperar por conseguir la entrada, esperar porque llegara el día, esperar en la cola. Y ahora... ¿que espero? Desde luego espero que se repita, y Barcelona está ahí cerquita. Y mientras dure la espera, siempre podré ver algunos vídeos del concierto en youtube. De todos me quedo con el siguiente. Badlands es quizás una de la mejores canciones de bruce, y en directo suena mil veces mejor. Éste vídeo me gusta especialmente porque me hace recordar que yo estaba en ese mogollón cerca del escenario, saltando y cantando, mirando a mi alrededor a un pabellón entregado, disfrutando con un concierto de verdad. Una pena que el vídeo sea tan corto. Decía bruce, y ya lo he dicho mil veces aquí, "todo muere, nena, eso es un hecho, pero quizás todo lo que muere regrese algún día".

Y si todo va bien, lo volveré a vivir en el Camp Nou.

http://youtube.com/watch?v=lphvM0iy7as

 

 

A sus pies

A sus pies

Es difícil hacer algún comentario sobre el tema en concreto. Para muá, y supongo que para los primerizos, es el mejor concierto de la historia de bruce. Con lo poco que me gustaba magic, y lo poco que me sigue gustando, es impresionante la manera en que me hizo disfrutar bruce en el concierto. Estaba a unos pocos metros, pero su música estaba más cerca.

Lo mejor son varios momentos. Para empezar cada vez que recurría a temas antiguos creo que me transformaba en otro. Destacar en la primera parte del concierto darkness, me encantó. También promise land, una canción muy esperada. De repente llegó la canción del alboroto y de la pena. Alboroto porque es una de las canciones que mejor unen al público, y que te ponen la piel de gallina. Pena porque sabes que después de esa sólo quedan los bises. Badlands es a mi parecer, una de sus mejores canciones, que gana muchísimo en directo. Una canción que a lo largo de los años se ha convertido en un himno. Ahora puedo decir que participé en el oooohh, ohhooh ohhhh, y en ese badlands ensordecedor. Creo que en ese momento, empecé a emocionarme (también algo en darkness) y a pensar que uno puede morir en paz después de estar en el paraíso. Pero no era el momento, hice bien en aguantar.

Llegaron los bises, y bruce empezó a enganchar canciones que, debo decirlo, me superaron. No pude hacer otra cosa que rendirme a su arte. Después de girls, para entrar en calor, bruce tocó la especial, después de que el público la pidiese. Thunder road hizo que me cayesen lágrimas, no pude evitarlo. No era pena, tampoco fanatismo, era alegría, era... no sé lo que era, pero sin duda es la mejor canción de la historia, y yo estaba ahí para escucharla en directo. LLoré, la grité entera, y pude decir junto con 14999 personas más, que me voy para vencer. IM_PRE_SIO_NAN_TE. No hay más que decir. Solo Antía puede describir como me sentí en ese momento. Pero hay un problema, si después de tan impresionante canción, te toca born to run, no puedes hacer otra cosa más que caer rendido a sus pies y decir, señor springsteen, es usted un genio. Sí, nacimos para correr. El ritmo fue algo impresionante, no hacía más que enganchar, y ya puestos a enganchar, (born to run se merece más elogios pero yo ya no tengo palabras), soltó dancing in the dark. No es de mis preferidas, pero en ese momento no había otra canción mejor.

Todo llega a su fin y bruce acabó con american land. No tenía muy buenas vistas yo a esta canción, me equivoqué. Otro derroche, y otra vez a sus pies, springsteen.

Qué decir ahora, más de una semana después.

Pues... mereció la pena ir 15 horas antes a la cola, sin duda. Mereció la pena permanecer en cama los días posteriores. Mereció la pena "perder" un avión. Mereció la pena todo.

Debo dar las gracias a todo el mundo. En especial a bruce springsteen y la e street band. También gracias a los primos de antía por el cobijo. gracias a antía, andrés y david por pasar conmigo tan grandes momentos, y gracias a antía por arrastrarme al camp nou en verano, sea posible o no nuestra presencia en el evento.

Thunder road, tal y como la grabó darknessdress (o algo así), el campeón. 

 

 

Looking for a chance

Looking for a chance

PRIMERA PARTE, EN LA QUE LA HISTORIA COMIENZA Y NARRA LOS HECHOS QUE SUCEDIERON EN SU PRIMER VIAJE.

Son las 6:40 de la mañana y suena el despertador. Alfonso, aunque a regañadientes, se levanta y deja la calidez de su nórdico. Apaga el maldito móvil que hace tiempo substituyó al despertador. Se levanta e intenta hacer el menor ruido posible con el crujir de las tablas de la cama, y no molestar a su hermano mayor. Abre la puerta, sale de la habitación, y después de hacer una visita al baño se dirige a la cocina para desayunar. Sigue la rutina de todos "los despertar" continuando el viaje hacia el baño de nuevo, esta vez para cosas diferentes, darse una ducha, mirar como tiene barba en la cara, y decidir que otra vez no va a afeitarse.

Como tiene que esperar a que llegue Antía, después de tener todo preparado, se sienta en el sofá y pone la televisión sin volumen, donde curiosamente están echando los caballeros del zodiaco.

Una llamada perdida, apaga la tele, coge sus cosas y baja al portal, cruza la calle y Antía le espera en su flamante vehículo. Se sube y el viaje empieza.

Van a un país extranjero, sin pasaporte.

El viaje transcurre sin mucha conversación, con deseos de tener éxito, y con un cd de Quique González. Mejor no poner lo evidente, eso después, para estar seguros.

Han llegado, es fácil encontrar el carrrefour, aparcan el coche cerca y ven a cuatro personas esperando. Son las 8.15 más o menos, y el primero lleva desde las 6.30. Dudas, nervios y por supuesto espera, mucha espera. Se intercambian entre el nuevo grupo algunas palabras, y repentinamente, la doña de la agencia de viajes carrefour permite la entrada aún cuando el comercio está cerrado. Así que esperan en las sillas de esa sección.

Se acercan las diez, y son nervios, buscan esa oportunidad. . Ya van atentidos algunos de la inserso pero de lo otro... las diez menos diez. Empieza a funcionar el sistema. Cuatro entradas para el primero y allí van. Están compradas y sólo queda imprimir. Pero no imprime. El sistema falla. La chica llama a otras tiendas y a tick tack ticket, la web de venta de entradas más lamentable que se conoce. Las entradas ya las tiene el chico, que no se preocupe. Pero el sistema sigue sin ir, falla, y ya no deja entrar. Momentos después el chaval se entera de que no tiene sus entradas.

Alfonso y Antía ven el asunto algo gris, así que sacan el pc y miran por su cuenta. Nada. Tampoco dejan de llamar por teléfono. Nada. Andrés tiene en Galicia a su madre de primera en tipo, y también, nada. ¿Desastre quizás?

La mañana pasa con dudas. El sistema simplemente no funciona. Y carrefour woman informa de que carrefour boss ha hablado con tttboss y asegura las entradas, hay acuerdo, y mientras no se arregle el asunto, no se venden entradas. Después descubrirán que es mentira, y que muchas se han vendido.

Antía recibe llamada de fnac, donde como socia se ha metido en una lista de espera, está de 27, y no requiere muchas confianza, tal y como está marchando el día.

Pasarán toda la mañana, con un café y pincho de tortilla esperando por sus entradas, que no llegarán. Es oficial que carrefour asegura las entradas, y después de charlar con otros compañeros de espera y ver las novedades en internet de la venta de entradas, deciden que tienen que ir a comer.

Viaje de vuelta amargo.

Alfonso sube a casa a comer, sin tener el trabajo hecho.

SEGUNDA PARTE, EN LA QUE INICIAN UN VIAJE QUE ALBERGA MENOS DUDAS Y MÁS ACCIÓN.

Están de nuevo en el camino, y esta vez Alfonso se decide poner Magic. Ahora sí, lo han conseguido. No será la historia de u2. Los nervios se apoderan ante la posibilidad de tener en sus manos el oro. LLegan de nuevo pero antes de ir directos a por el oro, paran en carrefour para ver como va la cosa. Todo igual, entradas garantizadas, y ya llamarán a la gente por orden. También se pasa por allí el primero de la fila.

Se dirigen al centro, y no hay problemas para encontrar varias plazas que les guiarán a su destino. Aparcan el coche en un subterráneo por el que pagarán 1.50. Suben a la superficie y caminan. Allí a lo lejos, allí está, y van.

El camino se hace largo, y en el aire un hedor insoportable, por alguna extraña razón. Han llegado.

Entran y se dirigen a por el oro. Están en el mostrador. Lo han conseguido, el oro es suyo.

El oro está en sus manos.

Pueden volver a la capital.

PARTE TRES, EN LA QUE SE NARRA EL DESENLACE DE ESTA HISTORIA Y TIENEN LUGAR MUCHAS EMOCIONES.

Todo lo que han pasado. Un viaje, y muchas locuras en una cola de espera que más que nada parecía una muchedumbre. Muchas llamadas a un 902, a Andrés, muchas llamadas de Andrés, y siempre el resultado era el mismo, nada. Parecía todo perdido.

Alfonso está subiendo las escaleras, entra en casa a eso de las 14.00 y cuenta lo ocurrido. Está irritado. Come con los simpsons y siente que la cosa no es nada fácil. Su hermana le dice que llame a breakpoint, hay que intentarlo. Andrés sigue llamando, hay que agotar todas las posibilidades.

LLama a breakpoint, es como si esperasen la llamada. Mientras habla por el teléfono suena su móvil y su hermana lo coge. ALgo sucede, Alfonso está excitado, agradece la amabilidad de la chica del teléfono, y su hermana le cede el móvil. Es Antía, llena de gozo. Parecía como si le hubiese tocado la lotería, o más aún, parecía como si se repitiese la historia de su coche. Pero esto es mejor. Ha recibido una llamada. Alfonso pregunta, ¿carrefour? Antía dice no. Le han llamado de fnac, y tienen su oro. Tienen sus entradas.

Alfonso sigue igual. Parece que no le importa, pero se acaba de quitar una gran espada de su costado.

 

Se acaba el tiempo

Se acaba el tiempo

Bueno, el Viernes presentación y el Sábado examen de temas, ya estamos ahí. Comienza la oposición. Supongo, que estando tan cerca mi comentario tendría que hablar de la misma, pero no será así. Y es que hay cosas más importantes que el futuro, quizás el presente, o yo que sé.  La música es una, y mis adquisiciones Springstianas me proporcionan una sensación necesaria para poder llevar a cabo la vida hacia delante. No sé, cortarse la mano es real, cierto, pero en el fondo cortarse la mano no hace que las cosas de este mundo se lleven mejor, y ciertamente, la música, al menos para mí, sí lo hace, así que casi os comento mis adquisiciones de Bruce. 

He pedido un DVD titulado Live in Toronto, material peculiar, pero que al fin al cabo tiene a Bruce tocando algunas de sus mejores canciones, que es lo que importa. Lo impotante, es el nuevo disco directo, Live in Dublin 2CD + DVD. Qué grande!! Como diría Andresito. Y es que realmente lo es. Nunca pensé que me gustaría el folk americano, pero lo cierto es que la voz de Bruce y su interpretación de las canciones creo que podría hacer escuchable el no cambié y todo. Es increíble, como cualquier directo de Bruce. Simplemente impresionante. Apasionante versión de Atlantic City, Growin' up, y sí, de Blinded by the light. Y otro momento muy grande en el que Bruce y Patty parecían ser Johnny Cash y June Carter.

Sencillamente, no hay nadie más grande... musicalmente hablando, claro. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Festas da ascensión

 

Manel Fuentes y las alimañas del swing

 

Todavía no quise leer el articulo de mi hermano toncho antes de hacer yo mis reflexiones propias, para que luego no pueda decirme que le copié. Así que eso.

Ayer Manel Fuentes dió el primer concierto de las fiestas aprovechando que tenía una conferencia, o quizás al revés, la verdad no me importa. Como fan de bruce era mi función acudir, tanto como para criticar como para decir, y finalmente lo digo, que fue divertido.

Al ir a un concierto de este tipo, uno debe ir preparado para no caer en comparaciones, son odiosas, aunque Fuentes no ayudó demasiado tratanto de imitar cutremente a Springsteen. Musicalmente vimos un concierto de rock&roll, bueno desde ese punto de vista, teniendo en cuenta que las canciones elegidas eran muy buenas, claro está. Es el caso de Prove it all night, Sherry Darling, glory days, etc.  Knockin' on heaven's door de Dylan, y alguna más. 

La interpretación es de un sufi raspado, pero quizás porque me mola bruce y no me gusta que nadie toque sus canciones. No obstante fue divertido y lo pasé bien. El sonido fue cutre cutre, y la organización... no existía. Y un problema provocó que algo parecido a un gato cantando y un homer simpson en los teclados destrozasen thunder road, para matar a los responsables.

Pero bueno, ha sido agradable disfrutar un concierto de rock&roll, para compensar esos conciertos de grupos españoles que no soporto. 

Antes de acabar quiero decir las características del tipo de gente que acudió a la cita:

  1. Borrachos
  2. Porreros
  3. Enamorados
  4. Matrimonio en plan orquesta
  5. Pijos
  6. Frikis musicales
  7. Pijos
  8. Hermanos míos
  9. Pijos
  10. Novia y amigo
  11. Pijos
  12. Y yo, el ser perfecto que habla de los demás.

Colgué el final de prove it all night, especialmente para Andrés, en mi web de archivos, aquí os dejo el enlace a la página. 

 pincha aquí

BRUCE BRUCE BRUCE

BRUCE BRUCE BRUCE

Últimamente estoy escuchando mucho el disco Darkness on the edge of town, del genial Bruce. Normalmente, me apetecía más escuchar Born to run o algún directo con versiones del Darkness en vivo muy recomendables. También me gusta repasar, mientras estoy con el mp3, las letras. Así que me pongo manos a la obra. Coloco los “coscos” en las forellas y abro mi libro de letras de Bruce (uno de ellos) adquirido en la feria del libro de Santiago. Aunque mi disco favorito sigue siendo Born to run, Darkness ha subido muchos puestos como disco en mi lista particular. Y reflexionando más sobre las letras, uno se queda maravillado y piensa si debería poder subirse cualquiera a un escenario. Porque pocos artistas en la historia (los hay) han sido capaces de captar unas letras tan profundas con una música tan acorde.

El disco empieza con el genial himno Badlands. Especialmente se me pone la carne de gallina con unos versos tan sencillos como

No te confundas chica

El pobre quiere ser rico

El rico quiere ser rey

Y un rey no estará satisfecho

Hasta que lo gobierne todo

Quiero salir esta noche

Quiero descubrir como soy

Versos que no parecen gran cosa, pero que en el conjunto de la canción, llegan hasta dentro. La interpretación del artista es única (aunque aquellos que no saben o no les gusta simplemente la música no podrán apreciarla como es debido), y llega el momento de demostrarlo con estos otros, que te impulsan a levantarte y a gritar

Pero creo en el amor

Que tú me diste

Creo en la feQue puede salvarme

Creo en la esperanza y rezo

Para que algún día pueda alzarme

Sobre estasMalas tierras (Badlands)

Has de vivirlo cada día

Mientras el corazón roto

Es el precio que has de pagar

Sigue empujando hasta que lo entiendan

Y estas malas tierras empiecen a tratarnos bien

Y acabaría…

Por lo que tenían una idea

Una idea profunda

De que no es ningún pecado

Alegrarte de estar vivo

Quiero encontrar un rostro

Que no me examine

Quiero encontrar un lugar

Quiero escupir en la cara de estas

Malas tierras…

Para ir resumiendo, sólo citaré algunos de mis otros versos favoritos del disco, así va más rápido esto:

Adam raised a Cain

Mi padre trabajó toda su vida

Sólo para sufrir

Ahora camina por estas habitaciones vacías

Buscando algo que culpar

Heredas los pecados

Heredas las llamas

Something in the night

Cuando encontramos las cosas que amábamos

Estaban aplastadas y agonizando en la basura

Tratamos de recoger los pedazos

Y escapar sin ser heridos

The promised land

A veces me siento tan débil, quisiera explotar

Explotar y hacer pedazos toda esta ciudad

Coger una navaja y cortar este dolor en mi corazón

Encontrar a alguien con ganas de empezar algo

Hay una nube negra levantándose del suelo del desierto

Hice las maletas y voy directo a la tormenta

Voy a ser un ciclón que derribe

Todo lo que no tenga fe para mantenerse firme

Líbrate de los sueños que te desgarran

Líbrate de los sueños que te rompen el corazón

Líbrate de las mentiras que no te dejan más que pérdida y desesperación

Los perros aúllan en la calle principal porque saben

Que si tuviera un momento en mis manos

Señor, no soy un niño, no, soy un hombre

Y creo en una tierra prometida

Darkness on the edge of town

Todo el mundo tiene un secreto nena

Algo a lo que no pueden enfrentarse

Algunas personas tratan de guardarlo toda su vida

Lo llevan consigo en cada paso que dan

Hasta que un día lo sueltan

Lo sueltan o dejan que les arrastre

Hasta donde nadie hace preguntas o te mira mucho tiempo a la cara

En la oscuridad de las afueras de la ciudad

En la oscuridad de las afueras de la ciudad

Hay gente que ha nacido para llevar una buena vida

Y otros lo consiguen como sea

Bien, yo perdí todo mi dinero y perdí mi mujer

Y esas cosas no parecen importarme mucho ahora

Esta noche estaré sobre esa colina porque no puedo parar

Estaré sobre esa colina con todo lo que soy

Vivo allí donde los sueños se encuentran y se pierden

Estaré allí puntualmente y pagaré el precio

Por desear cosas que sólo se pueden encontrar

En la oscuridad de las afueras de la ciudad

En la oscuridad de las afueras de la ciudad

Yo me rindo a sus pies, señor Sprinsteen.

DarknessBorn to run

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres