Blogia
theriver.com.es

no surrender

no surrender

Bueno, estoy gordo. Sí lo sé, tendría que haberme cuidado en su momento para no llegar a estos extremos y no ser como ahora soy. Bueno, no me pondré a llorar, aunque tenga ganas. La razón de mis lloros no sería el estado mismo en que me encuentro, no señor. Si llegase a llorar el motivo sería el régimen que tengo que cumplir, que si bien no es duro, la comida es una gran debilidad para mi. La situación es la siguiente: tengo boda en menos de una semana, me aprieta el pantalón del traje que compré en Abril, tengo que adelgazar. Estoy en los 90 kilos, que no son pocos. He engordado casi 10 kilos desde Abril, y las consecuencias se notan.

Bueno, el problema quizás sea lo poco que pongo en ejercicio mi trasero, debería moverlo más a menudo. También puede ser la frecuencia de mis comidas, en las que ya no se distingue comida, merienda y cena, porque llega un momento en que no paro de comer hasta que me voy a la cama.
Régimen, qué palabra tan fea! El menú me importa poco, me gustan las verduras mucho, y mientras no me pongan de comer bacalao lo llevaré bien. El problema será aguantar sólo tres comidas al día, nada de picar. Y lo más grave del mundo mundial universal es el PAN. No pueden quitarme el pan, con lo que me gusta mojar en las salsitas de cualquier tipo, en la sopa, en la salsa de tomate, en el aceite... mi madre ya no me preparará el pan tumaca o como se diga... estoy perdido por ahí. Una semana dura sin duda.
Pero... soy fuerte, soy fuerte, soy fuerte, soy fuerte... no surrender!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

toncholeto -

tampouco e pa tanto¡¡¡. ADquierete a mi programa de personal training y te prometo unos resultadpos maravillosos.
Tambien puedes comprar algun libro de Brad Goodman.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres